Dolencias como los callos, los  juanetes  o  las durezas afectan a siete de cada diez personas.

Reserva tu cita al: Tel.  3099328 – 3005059573

Escríbenos a: medicpiess@gmail.com

Con 26 huesos, 33 articulaciones, 19 músculos y más de   100 tendones  y  ligamentos, los pies son una de las partes del cuerpo más delicadas y a la vez olvidadas en nuestra higiene y cuidado diarios. Sin embargo,  son muchos los problemas  relacionados  con ellos que pueden deteriorar la calidad de vida de las personas que los sufren. Además, en la actualidad, se han convertido  en  un  mal  muy  común:  un 70% de  la población mundial,   padece   alguna   enfermedad   podal,  según   la   Asociación   Española   de Medicina y Cirugía del Pie.

Señala  que   estas  dolencias  tienen  su  principal causa en la edad,  que debilita las articulaciones y las protecciones naturales de nuestro cuerpo  y más concretamente las del pie. A esto añade factores como la herencia genética, estar mucho tiempo de pie o el uso continuado de calzado inadecuado que también influyen, y mucho, en la aparición de estas patologías.   Fuente: Diario ABC

Otras recomendaciones: Asea tus pies a diario. Asegúrate de lavar bien los tobillos, las plantas, las uñas y los espacios entre los dedos.
Sécalos concienzudamente. El exceso de humedad y el calor, así como  los  restos de jabón, favorecen la proliferación de hongos y bacterias, por  lo  que  es importante  prestar  especial atención al espacio entre los dedos y dedicar un tiempo a  dejar  los pies bien secos antes de ponernos cualquier calzado.Hidrata todo lo que puedas.  Aplica una buena  crema  hidratante después del lavado, sobre todo en los talones, la zona del pie que más se reseca y  en la que pueden aparecer grietas. Emplea un producto adecuado según el estado de tu piel.  

 

Visita a tu Podólogo regularmente.

No  se  puede determinar  un  tiempo  exacto  que sea  el recomendable para acudir a la consulta  del podólogo  y  hacer  una  revisión   rutinaria  pero,  los  expertos  apuntan   a que  debe  realizarse al menos una vez al año. Son muchas las razones para hacerlo si tenemos  en  cuenta  que  los  pies  son   nuestro  punto  de  apoyo  y  una “herramienta”  esencial   en   nuestro   sistema   locomotor,   el  que  nos  permite  caminar,  movernos y realizar nuestra actividades cotidianas.

Presta  atención  a  la  pedicura.  No  dejes  que  las uñas crezcan en exceso y córtalas siempre con forma recta/cuadrada  para evitar que produzcan problemas al crecer.

Recuerda: Usa  calcetines de materiales naturales.  Apuesta  por  prendas elaboradas con materiales como el algodón, en  lugar de las que contengan fibras  sintéticas,  que  impiden  la  correcta transpiración. Así mismo, haz lo posible por  evitar  las  costuras  muy marcadas que ejerzan presión o roces sobre la piel.